viernes, 28 de enero de 2011

Sepelios del ingeniero Tello

Conocí cada luna en tu cuerpo,
Bebía con paciencia los sulfuros de tu cuerpo mortal,
Entonces desconocí mi sapiencia del número:
las sangres del microelemento fue mi vanidad.
Ah! ¡Matemática que sangra!
Los números también se someten al tiempo.

3 comentarios:

  1. tal vez se sometan al tiempo, pero tambièn se multiplican, cuando hay lunas para contar en un cuerpo.

    ResponderEliminar

Buscar este blog