sábado, 3 de diciembre de 2011

sin ti
sin voz
sin nadie

nadie para atras sube al sur
nadie al sur te encuentra y le reclama lo mismo

nadie es sin tu corazon leal
donde Ya todo lo escondes

sin ti

sin tu voz
sin corazon

[Suele haber que ho haya

que Haya ningun corazon
en ningun hombre

sin ti
sin tu voz
sin todo aquello que derramas]

sin aire
no se puede nombrar lo que no tiene nombre.

Tus palabras no son mias:

texto escrito a 190 grados

sábado, 12 de noviembre de 2011

como si estuvieras aqui
como si pudieras vernos
cabalgando desnudos por todo esto

altivos por lo que no conoce el don
tu piel
tu cuerpo

Dios no ha muerto
pero esta ciego.

jueves, 10 de noviembre de 2011

Como un zarpazo
a mitad del sol te vi partir,
aterrado.

Alguien despues vino y te fotografió
el gatillo tiene más de un dedo.

sábado, 22 de octubre de 2011

[
Terrestre, humor terrestre que habla de ti,
que habla de dios,
que habla de ninguno entre los dos.

Ahí, donde se funda la nada.

Era la nada y era el corazón,
eran los dos cuerpos en su propia devastación,
Devoradora.

*          *          *

Quienes son los maestros?

Los que formalizan las formas. Quienes lo vuelven todo.

Qué cosa son las formas?




No sin ti cante a la alborada
que pudiera bailarte otra vez.
No sin ti el color de la aurora mentía,
el día que te maté.
que te maté,
que te mataba.

[Qué cosa son las formas!]

*          *          *          *

Podéis llamarme conejo,
Podéis llamerme rábano
O podéis llamarme mineral.

Podeís llamarme recuerdo,
Estampa, otra cosa,

lo real.

Soy una factoría.


][
Mi pequeña astronauta

Nenúfares y encantos,

Primeras palabras que nos invitan a tomar,
A pasar,

A mojar el rato;

Sabes por dónde,

Estás.

                                                                                              ]

miércoles, 19 de octubre de 2011

       Tormenta martillo,

Disparidad de las miradas diferentes,

   Hacia dónde corre el Sol?

lo llamas,

tus palabras aún son asesinos.

viernes, 14 de octubre de 2011

Desoladora





Fina estampa 
    de la costa
       de tu rostro,

de la tina evanescente 
              donde sumerges en sol
         
 todos los restos de la noche.

Enhanced by Zemanta

jueves, 13 de octubre de 2011

Y Te solté la rienda: Paranoia.



-susurrabas-
No, tus ojos son tu derrota.



Me obligaste a perder un texto,

Una atención desocupada,

Una mirada,




Tu rostro en los míos,

Tus ojos,

Uno a uno los derramas, los esparces,

Los hallas esparcidos,

Jugando tantas siluetas multicolores.

| En Billar |

Es aquí donde programas la noche,

Tu sueño,




Los letargos,

Ahora vienes a leer en vivo la silueta,

Sabes es igual a tener caparazón,




Tus ojos


                          Pedazos de silueta multicolor,

todas favoritas al tacto,

         las hueles o las sueñas pensativa entre tus sueños;

                                                        es allí que también somos diferentes,
  


                                                                                            A que llenar de corazón tus cristales?




El punto y coma, el punto y coma,

Ay, si todo fuera diferente.



Homo mesura


No soy la noche ni tu sueño, ni tu noche,

Soy tu muy-noche y tu nunca-muy-nada,

Soy tu siempre-claro-donde que conmina.

Aquí, una palabra habla.



-- Mientes! Las palabras no hablan!

-- Y quién te dijo?
-- Esa palabra señor. [Señala ostensivamente]
ROBE

martes, 11 de octubre de 2011

La luna que nos pierde entre la sombra


I

El hijo del poeta que no le nace,
A todos los yace sepultados en su voz,

A todos, a todos,

A nadie.


II

aniquilador

torpe vanidad de estampar al Sol

pretendiendo devorar juntos al Sol con la noche

estampados los plastos y el emplasto

con tu corazón

con la ausencia de tu relato.



III

la sangre que destilas de tu dios
Emperador Longino

No eres.


II

De tu lanza de tus dientes de la noche leo tus pasos

De tus versos te encuentro
Y giro insoportablemente bello a tu lado

Es tan fácil
hieden tus putrefactas letras la razón

No eres
te desconozco


IV

Uno a uno los grillos marcharon para morir por tu nombre:
Así de putos chillaron tu voz: oh los muertos! – cantan –
A dónde miras que no nos oyes? –oyes.

domingo, 9 de octubre de 2011

N A D


No te muestras más que al sur.

A qué gobernar con tus marcas la noche?

Dijo el hombre quien se apoderó de la noche.

viernes, 7 de octubre de 2011

[...] I became a man, a hater of the wind

Espacio que cede el tiempo de su voz,

la silueta del temporal: piel de roca.

Ausente desaparecí de todo,

Otro, desaparecí de ti para ser.

jueves, 6 de octubre de 2011

Sombra Luna


Sombra luna,

Sombras blancas,

Sombras y cada alivio en medio de la roca,

la devastación, la costa:


Sombra después del medio día,

del viento, ¿cuándo?

Lo que nos resta.

lunes, 5 de septiembre de 2011

domingo, 28 de agosto de 2011

Auditorio Che Guevara

Alberto Korda taking a picture of Che Guevara ...Image via Wikipedia

Auditorio nacional Che Guevara


Para cada civilización, un Cristo,

Para cada imperio una estampa,

Para cada nación un grito,

un coche,

depósitos de vida dónde llenarlo,

Qué quieres en la siguiente esquina?

Poetas re-unidos
Enhanced by Zemanta

sábado, 27 de agosto de 2011

Te desconozco




Arrullo en unos cuantos instantes,
Segundo,
La Compasión que lo anochece y perdura,

Un canto,

unas cuantas cosas que nadie leerá

viernes, 5 de agosto de 2011

Acostumbrada la mula



Reserva,
cuánto tiempo pasas
sin ti,
de ti,
en otros?

Ay,
recuerdas?
Más los pasos del pasado aún te calzan,
andan muy acostumbrados – condenados –
a dejarte perdido.

jueves, 4 de agosto de 2011

Teodoro:


La violencia se haya disociada al plexo,
En solidez,
En movimiento,
En tránsito,

Materia e idea de ser.

más no la muerte,
silencio es quien habita lo asolado.

miércoles, 3 de agosto de 2011

La Ola

Como si nada, pasaste dos pasos a ti,
en ti, en nada.
Siempre siguiendo del paso el ocaso,
el océano, 
al norte perdido de tu cintura.

lunes, 1 de agosto de 2011

sorbo

Alucinados ambos,
ahí
en el páramo de las cosas,
par del ocaso y la rosa,
los abismos
y las rocas
son los cuerpos del tiempo en pasado,
en precipitaciones de la nada
en la lengua,
de uva,
en nuestras lenguas enroscadas;
que fácil el destino
de encontrar dispensas.

domingo, 31 de julio de 2011

viernes, 29 de julio de 2011

El punto de ignición

Garra del tigre ausente,
Garra del sueño,
Garra de tres tiempos al paso,
Al canto, al sueño,
A la garra que lanza la llama del ruego,
Del tiempo,
De la desolación que avientan tu corazón,

Aún así somos los malditos.

En el día trece

En el principio fuimos unos versos,
Cantos que cantan y cantan
En marcha los ejércitos.

Pero es que ya nadie canta

Los dioses del dios,
Los unos y los otros,
El uno errante por el mundo,
en el mundo de las costras,
ostras, y todo alrededor.

A esto se le llama logocentrismo.
O bueno, se le quiere llamar,
Pero es que es como
querer que los anos hablaran,
una analogía,
pero es que la voz humana es la voz.

Todo estriba en la vocación y en la noche más noche del sueño,
Saber que te escuchan en rededor,
Bum.bum.bum, los pasos del tiempo,

Claro primero teme,
después confía,
piensa bien las cosas y escucha tu razón,
sí, el cuento,
sí, la invocación al sol;
Tú sabes los problemas en el pasado.
Confías, escuchas y te convences,
Oyes la voz del corazón que tú llamas noche,
la ira, la mentira, la traición.

Jo,jo,jo, la noche, la noche.

Estos son los verdaderos problemas del hombre.
No oyes? Escucha un poco después de un rato, oye y oye el silencio en tu rededor,
No sabes? nunca supiste ni podrías saber, tú no sabes nada de los pasos alrededor.

Son sólo mis manos, mis labios y corazón, soy Yo.

lunes, 25 de julio de 2011

domingo, 24 de julio de 2011

Los Campos elisios

Con esto hemos de romper,
sabes,
Los campos elisios.

La metodología

Cuántos fantasmas confluyen al paso,
Llamas,
Ninguno te responde la misma señal.

Tu aullido en la nihilidad del resto,
así las cosas,
hemos sido depuestos,

ya nadie te recuerda.

sábado, 23 de julio de 2011

Del grito

Si el fin del creer es el creer mismo, es prudente preguntar si es posible no creer. Lo importante no es el qué, el algo de la creencia, sino el ser que se pliega en dirección a algo, el ser creído y el ser creyente. La identidad del ente, el ser objeto, está determinado por la relación que se establece en relación a un sujeto que a su vez está determinado por la relación. Lo que vincula al ser creyente (sujeto) y aquello que se cree (el objeto de la creencia) es la efectiva y fáctica creencia, el creer como acto creativo, acto de la creación que despliega en momentos significativos y significantes al ser creyente y al ser creído de un sujeto y un objeto que aparecerán significados en función del acto creactivo que les asigna el ser. No se puede no creer, pues ya incluso en el no creer de algo se devela la creencia en el no ser, en el no saber de algo. Lo impresionante aquí no es eso, que todo no creer sea un crear,  más allá de eso, lo que se devela tal en el grito de angustia que se deja oir es justo el grito del no-ser del ser efectivamente nada.

Un

Un universo, 
dos universo, 
tres universos...

miércoles, 20 de julio de 2011

La pequeña tierra


Yacida,
mi pequeña tierra,
solo es tu rostro
entre tantos otros,
alientos a tu espalda prendidos;
tu madre y el cielo que ambas,
en mí,
trazan en el secreto del rocío.

jueves, 14 de julio de 2011

Liviandad

I

Tras píe,
humo blanco,
blanco de la huella
y barro del relato,
torpe canto del zapato herido
que lo brilla,
que todo lo devora para caminar juntos,
descalzos, ahí;
te arrebataste
una vez más en pos de la alborada.

II 

La piedra que anochezco
yace vuelta ascura y olvidada de su dónde y dónde,
girante eterna y desplazada.

Corre al reencuentro, el sol,
del fuego y la nada
en tu pecho,
en tu peculiar sonrisa.

III

Me escuro en gravedad
a la silueta de tus pliegos destemplados,
evanescentes,
fríamente aplacados
entre dura pose y terca vanidad:

El amor que lo acontece no conoce.

miércoles, 13 de julio de 2011

La independencia del imperio


Donde sólo nombre el nombre de esto,
aquí,
con un mismo signo,
pero con la distancia del nombre
errada,
vuelta más tierra de su dónde y dónde.

De ahí te vuelves.
Suave, me deslizo por el norte,
me abrumo y me abato,
me consumo y me deslizo,
me vuelvo al templo oscuro del dónde
para yacer ya siempre abatido,
peleando la reinstitución
de mi orden,
de mi desplazamiento.

Ahí, sin salir del viento,
Soplabas en sol los colores de la noche,
Tus vientos,
Eterna maravilla de la tierra.

Y es que Todo parecía ser eterno.

La cosecha del templo


Como una descarga de piel
eres del paso que grita su contento,
su dulce cuchillo,
su dulce canto martillando
la daga martillante del dardo que susurra,
que juzga, que acuchilla lo desconocido
de su martillo atravesado.
Arcángel                                                        
te arrastro,                                                     
muerto y degollado en el jardín,                      
en la infancia,
en el recuerdo de la nada
que todo lo esconde,                               .

sábado, 9 de julio de 2011

Sal de tu nube



Y es que los vientos no se mueven,
reposan al paso secreto de la noche
que sabe tu sangre,
que sube de su costa para vivir el sol,
evaporada,
en la eterna noche que todo lo dora,

El primero entre los finales


Fuiste a la noche
a pedir que soplaran tu viento;
no querías más el paso y a tu paso acudí
para ser testigo de tus olas por el ocaso,
reintegrado a la costa de ensoñadores.

Y es que toda la tierra está alrededor.

El efectivo borrar que borra la huella,
la marca y la aparta,
la naturaliza,
la vuelve parte del estado del entorno;
lo que retorna de lo aspergido:

el sueño,
la forma,
Yaces,
aparente en medio del sueño
y sin rostro, sin identidad,
sin complexión;
yaces  compleja depositada entre la noche
de errancias,
de mis pasos en el pasado,
es mi sino,
una silueta que no soy.

martes, 5 de julio de 2011

Vago despierto,
anochezco dando tumbos de mí,
en mi mismo,
me sueño y camino en dirección
a lo que soy:

No estoy para escribir lo que no me pertenece.
Detonamos,
en uno o dos pasos,
la palabra que adormecida reposa en el campo,
que dibuja a su tempestad contenida
las huellas del no-nombre
entre las espigas del trigo silvestre,
que juega hoy el no-canto de lo que acontece
y sólo yace para oír de nuevo el canto
de lo que no se preservó
de lo que no acontece,
vaciada de signos sin dios.

domingo, 3 de julio de 2011

Ecos del vigía

Te llama en versos la eternidad que te carga,
te levanta y acelera los pasos de la sal por tu boca,
eres de quien nunca habla sin antes abrir las rocas,
garganta de eternidad,


lucero de la aurora.


El viento que pasa ante la boca
presume el fuego de tu aroma,
de tu otra eternidad que se te opone,
y que ya siempre te presume postiza:


Errando uno a uno en los delirios del sol.

sábado, 2 de julio de 2011

Viene de ahí la noche


Espalda fría, verso del ave,
vuelo los aires que derramas en cada alto
de desmesura y esplendor,

Sigo la voz que inclemente abate la noche.

Signos y signos de costa,
llamas de ausencia que me miran el paso,
fogatas mortales del paisaje que delinean
los consumos de lo que de mí se ha hecho inclemente:
mi mal,

¡Pero quién acaso soy como para yacer entre telones!

He aquí que encuentro donde cribar el destino,
silueta emergente de la aurora
y paso constelado del inmortal:
augurio que muestra lo incesante
ahora derramado y chapándolo todo
tras el candor de tu portación tranformadora;

Viene de ahí el canto.

Tal como todo


en tu voz, en mis ojos, 
en la silueta demente de lo que es,
lo que se duerme y no se despierta
vive ausente de su marcha,
de su mismo cayado que juzga,
que llama
que consuela
y que olvida
ya todo el resto por juzgado:

viernes, 1 de julio de 2011

No hay dios que muera en otros dioses



La estrella se hizo noche sin que nadie lo notase,
Se puso a evadir su signo y apagó su luz.
Cantaba todas las noches entre sueños
El mismo canto errante de las fugacidades
Acontecidas,
en medio de las mil eternidades divergentes
de su aurora:

Que no hay materia que no venga de lo aparente.

Lento del suelo me suelto,
levanto a ser la noche
y caigo a las gotas del canto
en nuevo tiempo
para las costas
del mar que desconvecciona al roble.

Soy

Del suelo

            
Del suelo
sueña la noche
al sucumbir el llanto,

sigilo,

Lento marchito mi aroma,
Lento
me pudro de las cosas.

jueves, 30 de junio de 2011

La puerta

Pensemos acaso en el plexo de lo aspergente,
Dejemos que los signos se intornen
Y nos abran la pauta
de la palabra taladro


teomaquías



I

Hay cosas que gritan ser llamadas.
Gritan alto, pero nadie las escucha.
Se llaman vacíos,
se llaman almas,
se llaman sistemas.

II

Sabes quién soy,
Me ves, me llamas,
Me platicas,
Cuentas conmigo del tiempo,
Me platicas;

No soy tu signo.

III

Una cosa es singo y otra cosa es signo.
No hay elementos si no tienen signo,
Semilla;

La vid que nace no nace ni renace,
Es ehí el espíritu mismo.

IV

Jugamos otra vez a demente,
Ensamble cotidiano
De lo real y aspergente,

Jugo que nace y renace de lo mismo,
La eternidad de lo demente.

V

Pero es ha que hace que aquí
alguien levanta el dedo,
Se concilia el sentido del sonido,
del sonido el signo.

Y sin embargo, la tierra se mueve,
bla,

miércoles, 29 de junio de 2011

La estandarización

Pensaba respecto a la expresión “la estandarización de la conciencia”, pero regresé y reescribí la expresión así: “La estandarización del lenguaje”. Pensé después la causa a mi duda por la conciencia; inmediatamente pensé en la Crítica, inmediatamente, después pensé en ti.

¿Dónde se inscribe la inmediatez de lo inmediato?

La descripción fenomenológica de cómo se aprehende a escribir en una lengua que no es la propia, ¿diferirá respecto a la categorilidad descriptiva de una fenomenología sobre la aprenhensión de la lengua materna? ¿Acaso se conoce cuál fenómeno es que acontece ahí, ante el escribir?

Y es que la escritura, que no es discurso, es lenguaje.

El cómo se presenta el lenguaje no puede ser nivelado a una experiencia común y homogénea que, con base a formalizaciones prácticas y comprobadas, pretenda instituir el control real de la enseñanza y aprendizaje del mismo [Clásico], salvo para la intensión política de prolongar el despliegue de dominio y control de lo real acaeciente; que, si como en el caso de los estudios humanísticos y las ciencias sociales, en el ser-ahí del ser humano la escritura es el primer ensamble de donde parte y a donde retorna la comunicabilidad – la discusión, la argumentación, el diálogo o la construcción de teorías, conocimientos, y ya con esto, la totalidad de la politicidad humana –, el lenguaje de suyo no puede ser enseñado de manera ostensiva.

Y es que un padre, al hablar con su bebe, no suspende las consideraciones de su propia habla que lo han facultado en la aprensión y dominio de su habla desde las especializaciones técnicas a tal comando. El transitar de sus pensamientos no es mediante una lengua viva, una lengua hablada, que ha logrado suspender la “artificialidad” de sus enunciaciones, sino que mediante – y sin poderse olvidar – un lenguaje escritural, con sus “inflexiones”, sus “alientos” y sus “tonalidades”, viene el padre a reconferir la primera captación de lo acontecente y que, a una, confluye en el uso real de la palabra al momento de la apertura significante del entorno para el ser-ahí del infante:

Todo.

Aquí inicia el resto, o los restos, o lo que no quedo sumergido en la desolación.

Y es que nos habéis arrebatado todo.

Pero en esto ¿dónde queda la presunción de ostensividad, los recursos empíricos que han fijado las determinaciones categoriales que han inscrito el ser de las cosas al plexo de su utilidad? Que aún cuando digamos que el lenguaje de suyo no puede ser enseñado, sabemos que esto es algo que se realiza. Más allá de los resultados, ¿bajo que principio se han efectuado estos sistemas?, ¿ante qué pauta es que se han mediado? ¿Cabría pensar si esto es en pos de un fin?

El lenguaje, más allá de los métodos, es simplemente mostrado y practicado –su ahí – en la asignabilidad designante particular de cada uno de los existentes.

La pregunta no es simplemente cómo el lenguaje pre-forma al pensamiento, sino cómo ya, la disposición técnica del lenguaje, faculta al pensar en pos de la mismidad de su acontecer, la reiteración de los mismos transcursos que en la ostensividad dispone de una narrativa total que clausura el pálpito de la nada.

Respecto a la comunicabilidad, el ámbito de disponibilidad técnica del lenguaje, ¿cómo altera el carácter acaeciente del discurso? Cabría suponer que esto alterado, como espacio-temporalidad del decir, ¿se encuentre en relación a la capacidad a perforar la interioridad de los espacios y, como el conejo de Alicia, recorra la nada en la otredad de lo real como en un túnel que ante la in-disponibilidad de la temporalidad resguarda el ingreso a lo ficcional de la discursividad?

Cabría comenzar pensando que esta temporalidad signada en emblemas, en íconos, en los calendarios, es un producto de aquello mismo que a posteriori retorna a sobre-determinar: el singo de la carne se haya así pre-disponible a reiterar el mismo cuerpo, la misma sangre, de un Cristo irreal e intemperante.


lunes, 27 de junio de 2011


Transvaso maeister de la fundición,
anagrama de los ocasos transpuestos
y devorador de la silueta demente,
emergida;
allá,
para donde se ha roto el cristal de tu sólida gravedad:

Sonidos aparescentes, allá,
al umbral de las arenas,
donde todavía no está puesto el sol.

domingo, 26 de junio de 2011

la carne la sangre la nada
el crujido de tus huesos:
el murmullo de voz entre mis ojos
es la mar de lo que resta a nuestras espaldas

tus huesos
el crujido de tus huesos:
el eslabón que vincula tu rostro con la doble estampa
de un susurro dictado a las piernas de la noche:

mañana amanece de ti
mañana amanece para ser nadie
amanece de ti para ser ninguno
abandonados juntos de su corazón reencarnado.

domingo, 19 de junio de 2011

Ex-istente

¿Cuál es la relación que existe entre los vientos alisios
y el campo magnético del planeta Tierra?

Tantos como nosotros,
tan perdidos,
tan sin ellos.
Uno a uno
llorando estrechados de nadie,
a ninguno.

viernes, 17 de junio de 2011

Vuelta


Como envuelta de tierra
en medio de tus rituales de poder,
de hegemonía,
la escritura es la palabra
que no tolera el paso del resto.

Resarcir a la bruja


Tantos muertos hay que transitan la eternidad del silencio
como cielos en la música que precursa los ocasos:

La miseria de tu raza se jugó en dos o tres palabras de cristal,
Orozco's Cortés and Malinche
Orozco's Cortés and Malinche (Photo credit: angrywhitekid)
¿Dónde está el viento?

Bienaventurados aquellos que emergen al tiempo
en el mutuo temblor de las cosas enterradas.
Enhanced by Zemanta

Noticias del jardín


A través,
árbol quieto entre tus nubes,
bajo a tu clara sombra delineada
simplemente para olvidar el paso de la luz
como quien oye de la lluvia
contra la noche sin cuerpo
en cascada infinita.

He aquí que apareces,
taciturno y derrotado.

Dame, llama invisible, espada fría,
la nada de tu palabra;
dame, dos cuerpos,
para decir y hacer,
para nacer olvidados de ambos,

día,
dos cuerpos de durazno en flor

Buscar este blog