lunes, 7 de febrero de 2011

La que otorga sus palabras al pensar

If the doors of percepción were cleansed every thing World appear to man as it is, infinite.

William Blake


O

Solo, sólo un soplo,

viento antes del tiempo,

soplo antes del ser,

ser a-geno,

a su cuenta, a su género,

a todo tiempo despliegue y lugar.

Viento, uno,

único, única,

uni-plural:

extra-intra-totéricos,

meta-mortal.

La que otorga sus palabras al pensar.

I

Hoy seré el Papa.

Dios es Dios,

Dios no es no dios,

Dios es Dios que no es dios.

Los dioses no existen,

Existe Dios. Dios es uno, único, inmutable.

Inmutable es un atributo trascendental de Dios.

Todo atributo es inmutable en su inmutabilidad.

Uno es uno, único uno, único uno sin igual.

Sí todo es idéntico a todo, Dios es uno[i], uno único-sin-igual.[ii]

Toda lógica “es” el primer vestigio de Dios.

La Teo-logía es la ciencia de la verdad primera.[iii]

La lógica se funda en el todo de Dios,

que si todo es idéntico a todo, Dios es uno y Dios no es todo[iv],

Dios es absoluto, y, al ser absoluto, Dios no es todo, Dios es Ser.

Todo “es”, no absoluto, es totalidad absoluta, pero no absolutez absolutota.[v]

Ser es Dios en su uno, único en su ser.[vi]

Pero por ello, sí uno es uno, uno-único, y uno y uno-único-sin-igual,

son único-uno y uno-único-sin-igual igualdad, sin uno,

es decir, decir “uno” “es” siempre decir “uno ser-uno-igualitario”.

Igualdad sin uno, donde uno sólo es uno,

es entonces Dios-uno siendo uno-único-en-soledad.

Dios no tiene identidad, es la igualdad igual a la igualdad.

Bien, pero antes, si uno-uno y uno-sin-igual son igualdad,

e igualdad es sin-uno, donde uno sólo es uno sin-igual

Dios es la absoluta igualdad de la igualdad del uno-uno y del uno-sin-igual.[vii]

Dios es absoluta igualdad igualdaltora.

Dios no tiene identidad, es la igualdad igual a la igualdad.

Igualitaria, igual a sí misma en la absoluta igualdad igualdalitante.

Única en su única igualdad.

Igualdad no es igual, igualdad solo es uno, uno que es Dios.

Dios es que no “es” como “todo”, sino que es

como “todo” “es” entre el todo y el ser,

como todo “todo” que precede al ser en su devenir,

es ser anterior al “todo” sin ser tampoco posterior.

Dios es el entre tanto que separa a todo del ser,

Amplitud existencial de lo ab-soluto,

absolución total de todo

que absuelve todo “qué” en una pregunta,

pregunta en el entre-tanto de amplitud,

anula “toda” posible interrogación.

Todo “qué” que se encuentra,

de antemano se encuentra de antemano

respondido por Dios al momento

en el que el “que” que se experimenta a sí mismo

como su posible negación que se interroga

se encuentra en ello de antemano absuelta,

sometida a la voluntad de Dios,

erradicando en el “ello” todo posible mal.[viii]

Ante Dios no existen los acento,

estos son la insistencia de la totalidad en su identidad

para con el resto de la totalidad en su devenir acaeciente.

“Que” es “qué” que se mantiene (y no que se pueda mantener) in-interrogado,

además que, siendo cierto de certeza en su propio ser certero,

es en la in-contrariedad de lo propio de Dios.

Esto es la inmutabilidad.

El “que” presupone toda la teología del ens-creatum. Disposición omnisapiencial de todo acaeciemiento del ente respecto al entre fundado por la absolución absoluta de Dios, ahí, mundo.

II

Hoy pensaré como Nietzsche jugando al pesimismo vaticano

Dios ha muerto.

Lo que muere es idéntico a la igualdad.

Si Dios es uno, omni-presente, e inmutable,

La omni-presencia es la igualdad igualitaria e igualatotalizadora

que en la experiencia de Dios experimenta la igualaltotarilizidad totatirilizadora.

Si Dios es ser del mundo, su muerte marca el tiempo del nihilismo,

Mostramiento general de la vacuidad. Sí Dios ha muerto ahora Todo es divino.

Dios es uno. Dios ha muerto, lo uno muerte.

Se han abierto las puertas de la percepción. ¿Para “ver” “qué”?

III

Yo soy yo

¿Qué piensa Nietzsche cuando piensa Nietzsche el número?

Nietzsche es luterano, que a pesar de eso, eso no “eso”, eso es “eso”, Alemania,

Apertura del pronombre de Dios, eso según Descartes la subjetividad de Dios,

las matemáticas. Alemania es el motor, Alemania es el maquinismo.

La experiencia de Dios según Nietzsche es la muerte de Dios,

según Descartes es el pensamiento matematizador que matematiza “eso” en el ente.

Las matemáticas son la experiencia de esa experiencia que es el pensamiento, Yo.

“Yo pienso” dice Descartes.

Cuando piensa Nietzsche el número,

lo piensa en el espacio-tiempo de la voluntad de poder.

Cuando Nietzsche piensa el cuando

lo piensa en el cuándo de la doctrina del eterno retorno de lo mismo.

Como filólogo sabe que ese “cuándo” es la escritura, lo supuesto “atemporal”.

“Dios es logos y el logos es Dios, donde estaba Dios estaba el logos y donde estaba el logos estaba Dios” Esto dice que si el Ser de Dios es la apertura del claro del advenir de la unidad es el Mundo, el logos es la mundanización misma del mundo, el ser siendo-sido del mundo, como instante “previo”, acaecente retro-traido desde la presencialidad del ahí hasta la totalidad de todo; por tanto, su ámbito experiencial, es decir, nuestro lenguaje-mundo.

Pero cuando Nietzsche lo piensa como Nietzsche funda su posición metafísica fundamental.

La obra es el origen de mi propio pensar, pero el pensar de Nietzsche se encuentra originado en la instancia previa de esa experiencia mía.

Lo que en mí es subjetivo, la obra tecnificada traducida “n” veces

es para Nietzsche el presente y el presentarse mismo de su meditar.

El eterno retorno de lo mismo pasa por el abismo de Niezsche

saltando desde el límite mismo en que Nietzsche pasó al pasar el tiempo de su meditar.

Lo subjetivo de Nietzsche no pasa a mí como objetividad, su subjetividad se vuelve objetividad subjetivizada en el instante previo del caer del instante de la eternidad.

Nietzsche es mi “pasado”. Sin saber “qué”, “eso” quiere decir abismo, sabiendolo “pasado” dice “Nosotros” es el abismarse al abismo.

IV

Único

Único: Acción y verbo[ix] de uniquear. Fil. Ser ahí.

Younik: fil. To be there.

Uniqueteia.

Uniqueteria,

Uniquetiar

Yo uniqueteo.

Tú uniquiqueteas.

Él uniquiquetea.

Nosotros uniquiqueteamos.

Ustedes uniquiquetean.

Ellos uniquiquetean.

Yo uniquitearé.

Tu uniquiquetearás.

Él uniquiqueteará.



[i] “Dios” no es todo, es meta-total.

[ii] Dios no es número, pero ¿de dónde procede el número si Dios es uno y uno único sin igual? No es número pues uno es uno-único-sin-igual. Para poder ser Dios ser número, Dios tendría que ser, que “ser” dios, siendo dios y Dios no uno, sino varios Dioses al ser Dios esos Dioses.

Monoteísmo no es matematización de Dios, sino religión metamate- matematilizadora, ateolizadora, pues que ya, antes, el mono o poli de toda tesis es la propia matematilizadoriedad de la experiencia.

Toda “a” privativa dice “metamate”.

[iii] Verdad primera de Dios.

[iv] Vid. 1.

[v]Todo “es” que “es” y en su “ser”, a pesar de “ser” no “es” absoluto, “es” “otro” ser.

[vi] Ser-uno es la existencia insistente en la cual insistimos en Dios. Su ser, es acaecimiento fundador de todo aprehención y experiencia de mundo. Desde el catolicismo que trans-vierto, esto es el tiempo.

[vii] Luego entonces ¿porqué Dios no es uno y una? Porqué no hemos comprendido nada de lógica, una especie de castración femenina. (fe-minus)

[viii] La mujer es la experiencia.

[ix] Verbo: Ámbito lingüístico-categorial de enunciación teórico-política de la acción. Como ámbito, el ámbito ambitúa el uso de la comunidad-comunicación al engarce técnico-industrial. La teoría acentuativa del énfasis de la gramática del castellano, por ejemplo, co-inciste en la norma ambitual como acento.

(Antes de la arqueología, sería oportuno in-vertir algunas proporciones halladas, dar aportaciones de algunas indagaciones anteriores. Las iremos virtiendo en cada ocasión; la primera, el engarce técnico-industrial de la comunidad-comunicación es el signo.) ¿De donde procedía esta creencia? Bien. ¿Quién acentúa? ¿Yo acentuó?, ¿tú acentúas?, ¿el acentúa? ¿Nosotros ustedes ellos acentuamos, acentuaremos, acentuábamos, llegaremos a acentuar? (Aquí es donde requerimos avanzar en la lectura historiográfica de la supuesta historia genética de la gramática castellana, su prehistoriografía en tanto raigambre lingüístico-universal. En lugar de ello simplemente procedemos a la destrucción hermenéutica-fenomenológica.)

Acentuar es un verbo, ¿quien lo verbaliza, sea en signo sea en acto, en palabra o en hecho, en acción o en objeto? ¿Quién? Eh! ¿Quién? ¿Dios?, ¡Ja! ¡Pa`su puta madre! Lo más cabrón de todo es que sí, es Dios.

Pero hoy nadie se interesa realmente en Dios. Sus profetas. ¿Necesitan credenciales?

Imagínense nomás, que les tocan a la puerta, y, en la puerta, están agentes del F.B.I. de la C.I.A. de la D.E.A. ¿Está cabrón? Bueno, ahora imagina que son de la P.F.P. de la P.G.R, o la correspondiente maravilla ejecutiva de cada una de las policías estatales y municipales del sistema político mexicano. ¿Comprendes el terror-vacui de Dios? Nunca lo has visto, jamás lo has visto.

Nomás explícame cómo ejecuta un mago su magia en el acto. No. Sí nunca has visto pero aún así te cagas de miedo, claro, es en los pantalones o directito en el suelo. Tienes miedo. Es que tienes miedo. Yo No.

Yo soy yo y Yavé es Él que es, en tanto que Tu`eres tu`r.

Atención, pues esto no soy Yo. ¡Sólo soy un texto!

Claro, hay toda una obra técnica de ingeniería que permite el engarce de esta pequeña notita en el ciberespacio; desde la red, los servicios de Google o los garrotes de las yahoos!. Sí, pero el encargado de la puesta en escena final, el anuncio del gran poema de la Internet, el cese de toda imagen y la vuelta a la realidad del código binario, unos y ceros, unos y ceros inmortal, una nueva ceguera que se extenderá por en la totalidad de mis tierras, es este pequeño hiper-texto que ahora mismo estáis leyendo.

Pues dime, si no estás en estas líneas al hablarme, si no te reconoces por un instante en este abismo, ¿dónde demonios estás? Estás entonces fuera por siempre de este único verbo que soy-yo, el nombre de mi único verbo, primer sonido del abismo, primera dotación métrica a la metricidad, la madre vertida de lo a-geno. Esencia esenciada como mortal. Lo A-geno, tu recuerdo inmemorial. Más allá de la genética y la eidítica. El sin-sentido ex-tra-n-ge-no. Lo de suyo ex-o-tico.

“Extra-terrestres” de menos, por siempre, todavía mienta hermanos.

Extráticos ya nos habla de las “civilizaciones” de “piedra”, ante-humanos, ante-bióticos, ante-diluvianos. “Seres” de “tierra” y “fuego”. Pero tú piensas que te hablo del neolítico, antes de otra era.

Yo te digo que las “piedras”, “piensan”, “pensaron”, y, “pensaran”.

Sólo recuerda que lo único que sabemos de ellos es el grito del terror al abrirse la tierra.

Cuando el cielo posee a su dueña, y se funda la geo-metría divina.

Escultura del abismo. El terror terrestre del temblor. Un Orgasmo de tierra.

Ing. Federico Tello

______________

Mi firma.

2 comentarios:

  1. LA FALTA DE CONGRUENCIA DE LOS DOGMAS CON LA REALIDAD, ES LA CAUSA PRINCIPAL DE QUE GRANDES MULTITUDES ABANDONEN LA IGLESIA Y SE OPONGAN A LA ENSEÑANZA RELIGIOSA EN LAS ESCUELAS LAICAS. Nietzsche auscultó el alma cristiana, y descubrió que el malestar de nuestro tiempo no estaba el individuo sino en la civilización occidental enferma y decadente. Y diagnosticó la patología actual de nuestra sociedad: la indeferencia hacia la religión, y exclamó ¡Dios ha muerto! La teología y moral judeo cristiana son cuestionadas en tanto implican juicios valorativos/morales. Y señaló que la solución no es desarrollar una terapia tendente a adaptar el individuo una sociedad decadente sino renovar las creencias y valores morales judeo cristianos causales de la decadencia de la sociedad. E inició la lucha redentora contra el judeo cristianismo por el cristianismo, a fin de actualizar la doctrina milenaria de la Iglesia que por su anacronismo y ex temporalidad, es la causa de la severa crisis de la Iglesia y de la perdida de la fe. http://www.scribd.com/doc/48104400/Nietzsche-y-La-Lucha-Contra-El-Judeo-Cristianismo-Por-El-Cristianismo

    ResponderEliminar
  2. Un orgasmo de tierra, un terror ,un grito,eso será dios, un verbo una acentuación de la nada y el silencio, tal vez una palabra originaria tratando de fundar en ese "Yo soy" una identidad, decirse sobre el caos y el abismo, ser voz a los profetas y credencial. Ya se dijo que la religión es el "opio de los pueblos", que el cristianismo proclama una "moral del rebaño". Todos somos textos, mejor dicho hiper-textos, una versión (texto b) de un hipo-texto (texto a)
    en què paraísos transtextuales situaremos la fe, dios, el pecado, el yo soy??? En tierra de magia no hay por què tener miedo, acaso la creación no serìa eso, hágase la luz y fue hecha por el verbo y su enclítico(hága-se). Si se cree en dios se cree en la magia. Besos amigo... (deliras, pero con razón-es)

    ResponderEliminar

Buscar este blog